Nazanin Armanian

Publico.es

 

 

 

Desde que en 1.978 la ciencia consiguió engendrar un “bebe-probeta”, también abrió una puerta más a la cosificación de la mujer, poniendo su cuerpo en alquiler.

En la mayoría de los países de Oriente Próximo, las clínicas de fertilidad hacen su agosto. El capitalismo más patriarcal y desigualitario, con su institución familiar que gira alrededor de los deseos reproductivos del hombre pone al servicio de las parejas pudientes con problemas de fertilidad a “Mujeres a la carta”, pero sin recursos y desesperadas, dispuestas a arriesgar su vida y su salud física y mental, para sobrevivir, gestando el hijo de otros.

Cuando en 1980 la Universidad Al-Azhar de Egipto–la máxima autoridad religiosa del sunnismo del Islam-, legitimaba la fecundación en vitro (aunque siempre dentro de los “límites conyugales”), prohibió todas las formas de donación de terceros, tanto de esperma y óvulos como de úteros o embriones, considerándolas adulterio, pues el Corán dice que los creyentes “custodien sus partes pudendas” (24:30).  Por lo que en los países de mayoría sunnita, en teoría, no existen vientres de alquiler.

Sin embargo, el chiismo iraní (que no el árabe) ofrece ésta y otras formas de inseminación artificial, recurriendo a la poliginia legitimada por el Libro Sagrado: el hombre que desea tener hijos, puede contratar a una mujer bajo la figura del matrimonio “Motaa” (de Placer), …..Seguir leyendo en : http://blogs.publico.es/puntoyseguido/3743/vientre-de-alquiler-y-mercaderes-de-bebes-en-el-oriente-proximo/

Un video: http://www.upsocl.com/mundo/el-escalofriante-video-sobre-la-maternidad-de-alquiler-en-india-la-mirada-de-ella-lo-dice-todo/