Nazanin Armanian

Nawal Benaisa, de 36 años, que hasta hace poco era ama de casa, esposa de un taxista y madre de cuatro hijos, hoy es una de los dirigentes de Al Hirak “Movida” rifeña por reformas sociales, que megafonía en mano está quitando el sueño al régimen de Marruecos.

 

 

Otra mujer, Siliya Ziani, cantante y universitaria de 23 años se ha convertido en la primera detenida entre cerca de 300 hombres arrestados durante las últimas manifestaciones del “Ramadán negro”. Las imágenes de jóvenes heridos y ensangrentados difundidas por las redes sociales son muestras de una brutal represión policial. Con una gran cacerolada, golpeando ollas y sartenes, las rifeñas anuncian su decidida entrada en la escena política y social.

La ciudad portuaria de Rif está viviendo un apasionante movimiento social. La chispa del profundo descontento de los rifeños por su exclusión de los planes del desarrollo la encendió la terrible muerte del pescador Mohssine Fikri, el 28 de octubre del 2016, cuando intentaba rescatar varios kilos del pescado “pez espada” incautados por la policía y tirados a un camión triturador de basura. Mientras el negocio de éste especie está protegido, la oligarquía gobernante le niega el derecho de sobrevivir a los trabajadores y los pobres del país.

 

 

La “Primavera” de papel de Marruecos

 

 

Las protestas actuales en Alhucemas son la continuación de las que sucedieron en 2011-2012 en todo el país exigiendo justicia social, …

Continuar leyendo en: http://blogs.publico.es/puntoyseguido/4050/mujeres-rifenas-el-ramadan-negro-y-jaque-al-rey/