Nazanin Armanian

Publico.es

Desde que Donald Trump ha ocupado la Casa Blanca se han disparado el número de atentados en Afganistán, que además se distinguen de los anteriores por su magnitud. Llevan la marca del Estado Islámico (EI), que no de los talibanes. Sólo en los últimos tres meses, cerca de mil afganos han sido víctimas del terrorismo en este desolado país. El EI extiende el arco de la crisis regional a Asia Central, zona de influencia de China, Irán, Rusia e India. Los afganos, atrapados entre el fuego cruzado de la OTAN, los talibanes, Al Qaeda (ahora bajo el mando de Hamza Bin Laden) y el Estado Islámico, no paran de huir del país.

Trump, que (al igual que Obama) mintió al prometer la retirada de las tropas de Afganistán, ha diseñado una plan para “ganar la guerra” y desatascar la situación en la que se han quedado las tropas, sin siquiera reunirse con el general John Nikolon, jefe de la OTAN en este país.

La estrategia de Trump para Afganistán

En Afganistán, EEUU se enfrenta con dos principales problemas:

  1. Que Pakistán, el guardián de los intereses de EEUU en…

 

Continuar en: http://blogs.publico.es/puntoyseguido/4631/afganistan-la-ola-de-atentados-y-la-estrategia-de-trump-para-asia-central/