Nazanin Armanian

Publico.es

1.- De repente, Gaza, la prisión sin techo más grande del mundo, se convirtió en un campo de exterminio, donde los verdugos ni se han molestado en crear una “sección infantil” como los hicieron los nazis en Auschwitz que acaba de perder su categoría del “Infierno en la Tierra“: En el Campo de Extermino Gaza (CEG), cerca de la mitad de sus 2,3 millones de condenados a muerte son menores. ¡Cuán se parecen a “Los niños terribles” del campo nazi de Buchenwald, que cuando eran trasladados a otro centro caían como hojas en las “marchas de la muerte”!: tienen que correr, por órdenes de Netanyahu del sur al norte, (y elegir entre morir lentamente o en unos interminables instantes), para volver a correr del norte al sur, viendo, escuchando, oliendo a Ezrael (el Señor de la Muerte en las religiones judeo-islámicas), que aterriza del cielo en forma de una bola de hierro encendido. Es como aquel cuento persa en el que Ezrael se reía de un joven trabajador que le huía, yendo de Bagdad a Isfahán, sin saber que no hay escapatoria de entes como Netanyahu. ”El gobierno israelí no tiene más…